domingo, 19 de abril de 2009

19 de abril, DIA DEL ABORIGEN AMERICANO

El día del Aborigen Americano se celebra en el mundo el 19 de abril desde el año 1940. El vocablo “aborigen” proviene del latín y significa “desde el origen” o “desde el principio”, recalcando el orgullo de estos pueblos por ser los “dueños de la tierra” o a la que en sus diferentes lenguas siguieron llamando Madre.
Sin embargo, como se sabe, los aborígenes americanos y los de Salta en particular, hoy están relegados y empobrecidos. No vamos a esperar que tengan privilegios por su condición de primeros habitantes del continente, solo que por lo menos, se les permita vivir en paz y en armonía con la naturaleza y la ecología, sin invasiones sojeras o de desmontes, por ejemplo, y que se los trate como iguales, como a cualquier argentino, que se les reconozca el derecho a la tierra que habitan, y que tengan igualdad de oportunidades. Qué más? Es lo menos que se puede pretender, no?
Hasta la próxima!! Guflo

1 comentario:

Anónimo dijo...

EL CAPITÁN SOLANO: EJEMPLO DE LEALTAD EN LOS LIBROS ESCOLARES
Fragmento extraido de un texto destinado a la enseñanza escolar, cuyos objetivos son inculcar a los niños elevados valores de moral, ética y nobleza. La anédota, de altísimo valor didáctico y formativo, demuestra claramente las inusuales virtudes con que se hallaba dotado el capitán Rufino Solano.-

Nelson, Ernesto. Moral y civismo. Libro primero. Para 2º y 3º grados, Pág. 56. Edición 2º, Publicado por A. Kapelusz y cía., Buenos Aires, 1937.-

20. Lealtad con los indios. El capitán Rufino Solano, gracias a la lealtad que había demostrado en su trato con los indios, era depositario de la confianza de éstos.
Cuando el cacique Calfucurá cayó prisionero del Ejército Nacional en Puán, el capitán Solano se encontró con una patrulla de indios que iba al mando del hijo de un cacique. Le confesaron que iban a apresar a los soldados que pudieran, a fin de llevarlos como cautivos y tenerlos como rehenes para conseguir la libertad de Cafulcurá.
Solano logró disuadirlos de su intento, dándoles su palabra de honor de que él obtendría la libertad del cacique prisionero.
De regreso a Buenos Aires, Solano expuso la situación, pidiendo que se le ayudara a cumplir la palabra que le había dado al enemigo.
Felizmente su conducta fue aprobada, fue ascendido y se le confiaron los prisioneros para que él mismo los llevara a los toldos.
Esta anécdota muestra igualmente, que los indios aun siendo salvajes, creían en la lealtad de los demás. Y que el que cree en la lealtad de los otros no puede ser sino leal él mismo cuando llega el caso.
1. No inspira confianza el que no la demuestra.- Mme. Riccobini.
2. Un hombre ya es digno cuando se sabe que se puede fiar en él.- Samuel Smiles.

http://elcapitanrufinosolano.blogspot.com